martes, 1 de agosto de 2017

Glaciar Boyabreen

El glaciar de Jostedal o Jostedalsbreen es el glaciar más extenso de la Europa continental, ya que hay otros glaciares mayores en islas europeas (como los del archipiélago Svalbard, también pertenecientes al reino de Noruega) .

Jostedalsbreen cubre 487 km² sobre los municipios de Luster, Balestrand, Jølster y Stryn en el condado de Sogn og Fjordane. El punto más alto del glaciar, Brenibba, alcanza los 2.018 metros por encima del nivel del mar, mientras que su punto más bajo son los 350 metros que se alcanzan en dos de los brazos del glaciar Bøyabreen y Nigardsbreen. El glaciar tiene una longitud de poco más de 60 kilómetros y en algunos puntos se acumula una capa de nieve de más de 600 m de espesor.


El Jostedalsbreen tiene muchos brazos accesorios como el Nigardsbreen y Tunsbergdalsbreen, en Jostedal; el Briksdalsbreen, en Olden; el Bøyabreen, en Fjærland; el Kjenndalsbreen, en Loen; y el Austerdalsbreen.

El Jostedalsbreen no es un vestigio de la última edad de hielo, hace aproximadamente unos 12.000 años, sino que surgió posteriormente, alrededor de unos 500 a. C. debido a un enfriamiento del clima. Alrededor de 1750, coincidiendo con la Pequeña Edad de Hielo, el glaciar gozó de su mayor extensión. Desde entonces este y otros glaciares tienden a disminuir.

En 2006 el brazo Briksdalsbreen perdió unos 50 metros de hielo en unos meses. Otros análisis apuntan a un mayor retroceso, unos 146 m que ponen en aviso del peligro que supondría la separación de este brazo del campo de hielo superior. Por ese motivo el montañismo en la zona ha sido prohibido.